EMF

Federación Vasca de Montaña
Euskal Herriko Mendi Federazioa

EUSKALMET

Dirección de meteorología y climatología
Meteorologia eta klimatologia zuzendaritza

UIAA

International Mountaineering and Climbing Federation
Union Internationale de Asociations d'Alpinisme

Montaña y sociedad de consumo.

En los tiempos de lo políticamente correcto, asistimos en los últimos años a una presencia de aspectos relacionados con la montaña en la esfera del poder público. Los formatos son múltiples: excursionismo colectivo, rutas balizadas, días del árbol o puestas en valor del medio natural; actividades insistimos debidas a la iniciativa pública que tienen por escenario la montaña. Se trata de enseñar las bondades del medio natural, con mayor o menor acierto. El poder de convocatoria del sector institucional en este campo, como en todos los órdenes de nuestra vida, se incrementa más y más y da la sensación de que su único objetivo es aumentar el número de participantes y buscar el impacto mediático. La montaña se convierte en un simple escenario o telón de fondo, como lo son las calles en una maratón colectiva. En el origen del alpinismo, sin embargo, el asociacionismo partía de una iniciativa de la propia sociedad civil, canalizada a través de los clubes de montaña. Con la excepción de los regímenes totalitarios, no había intervención del poder público, lo cual implicaba un acercamiento más espontáneo con la montaña como protagonista, la libertad individual como eje, y el esfuerzo personal como medio para llegar a la preparación necesaria.

Hoy, sin embargo, hay sectores en los que se ha distorsionado mucho el enfoque del montañismo. Se confunde parque natural con producto turístico, o actividad en la naturaleza con aventura urbanita. Con la montaña como excusa se ofrece consumo fácil de adrenalina, con las fatales consecuencias que de cuando en cuando se producen. Con la montaña como escenario, el juego de fin de semana se resuelve con una llamada de emergencia ante un simple extravío. Quizás haya que buscar la explicación más allá, en una dinámica sociocultural que prima la forma sobre la materia y la imagen sobre el fondo. En la sociedad del bienestar creemos que hay que recibirlo todo hecho, sin esfuerzo, y eso con la montaña no vale.

Y después de reflexionar sobre todo esto, no podemos evitar preguntarnos si lo que se está consiguiendo realmente es un acercamiento de la montaña a la sociedad... de consumo.!

 

Pyrenaicako Erredakzioa